Cómo combatir la contaminación ambiental

Las políticas públicas pueden contribuir de manera significativa a lograr que el planeta disminuya su huella de carbono. Los resultados de aplicar estas medidas equivalen a sacar de circulación 2 mil millones de vehículos y las emisiones que producen.

Combatir la contaminación ambiental

Éstas representan el 30% de la reducción que sería necesaria para evitar un aumento de más de 2 grados centígrados en la temperatura promedio del planeta hacia el 2030. De ocurrir el incremento, el mundo enfrentaría sequías y olas de calor sin precedente o inundaciones devastadoras, entre otros impactos.

Las políticas que permiten reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes climáticos de corta vida pueden generan claros beneficios económicos, sanitarios y sociales de otro tipo.

Una política que promueva un transporte más eficiente debe incluir vehículos con bajo consumo de combustible y sistemas eficaces de tránsito público, esto permitirá ahorrar combustible, tiempo y aumentaría la seguridad energética.

¿Qué puedo hacer para combatir la contaminación ambiental?

  • Utilización de catalizadores en los coches para disminuir los gases contaminantes que despiden.
  • Eliminación de acumulación de nutrientes en lagos pequeños: estos nutrientes provienen de restos de plantas muertas que podrían provocar eutrofización del agua
  • Empleo del transporte público y medios ecológicos para contaminar menos.
  • Recuperación de aguas: se pueden recuperar de forma química a través de tratamientos biológicos, con organismos que descomponen la materia orgánica en nitrato y en dióxido de carbono.
  • Eliminación de acumulación de nutrientes en lagos pequeños: estos nutrientes provienen de restos de plantas muertas que podrían provocar eutrofización del agua.
  • No abusar de fertilizantes y pesticidas en cultivos y cosechas: para poder eliminar el nitrato del suelo se utilizan métodos biológicos como el cultivo de bacterias desnitrificantes.
  • Reciclar es una actividad en la que todos podemos colaborar: separar  los materiales de forma correcta y procurar que su recogida selectiva se realice en el punto de origen para no contaminar al transportarse.
  • Evitar hacer ruidos molestos: porque la contaminación sonora es una de las causas principales de molestias a nivel psicológico como el estrés.
  • Al comprar productos para el hogar, procurar que sean lo menos contaminantes posible.
  • Reforestación: recuperar áreas donde se ha producido una tala indiscriminada de árboles y plantas.
  • Ahorrar agua y  buscar métodos para reciclarla: el agua que utilizamos en los hogares se puede reutilizar.
  • Uso de energías alternativas como la solar y la eólica.

Se necesita un cambio importante en la sociedad para que las generaciones futuras tengan un lugar limpio.

El consumo responsable es la búsqueda de soluciones viables para los desequilibrios sociales y ambientales. Muchas comunidades vulnerables no tienen cubiertas las necesidades básicas, por lo que encontrar un equilibrio entre las naciones pobres y desarrolladas es fundamental.


contador de visitas