Contaminación ambiental en China

¿Te imaginas salir de tu casa y encontrarte una neblina espesa?, seguramente que te ha ocurrido alguna vez, después de una noche de lluvia. Lo triste y que nadie se imagina o quisiera vivir es que en cuanto te internas en esa neblina sabes que tu vida en peligro.

Contaminación ambiental en China

Si tienes hijos, sabes que al internarlos en esa neblina los estás exponiendo a enfermedades respiratorias muy graves, se les acorta la vida. ¿Pero cómo evitarlo? Es donde vives, y no puedes quedarte todo el tiempo dentro de casa.

Al cabo de un tiempo te acostumbras a esa neblina y deja de parecerte tan grave, tu hijo incluso la ve como un juego y la vida debe continuar, no puede detenerte una neblina que aparentemente no hace daño a nadie.

Entonces sales a la calle para seguir con tu vida sin ser consciente de que justamente al salir estás acortándola. Así es vivir en algunas ciudades de China.

Es muy sabido que las grandes urbes y ciudades son las que registran niveles de contaminación más altos. En china la situación ha alcanzado dimensiones más graves que significan una amenaza para la salud de 100 millones de personas.

Sus causas más agravantes son el uso de carbón para generar electricidad, sobre todo en invierno cuando los sistemas de calefacción contaminan más fuerte, al grado en que a veces las autoridades les recomiendan n salir a la calle e incluso impide la visibilidad en las calles.

Han llegado a activar la alerta naranja, que es incluso más grave que la roja, en la costa oriental del país, en el centro y al norte, ha obligado a cerrar autopistas y retrasar vuelos. Entre otras medidas que toman se encuentran las e detener las construcciones, retirar vehículos oficiales de las calles y mantener a los niños en el interior de los edificios.

La contaminación en China es una consecuencia grave de su rápido desarrollo puesto que el 40 por ciento de las 113 ciudades más grandes de china tienen niveles e contaminación superiores a los límites oficiales que marcan las leyes medioambientales.


contador de visitas